En la tormenta relato erotico xxx


Buscar Relatos eroticos ( Busqueda avanzada )

3.04 / 5 (23 votos)

En la tormenta

Categoría: Fantasias Comentarios: 0 Visto: 4118 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 15/11/2016, por: Anonimo

¡ULTIMO DIA! SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION)

Una enigmática luna de bruja se esconde tras pesadas nubes. El cielo se va cerrando, ya no se ve ni una estrella. La tormenta esta a punto de desatarse.

Miro por el gran ventanal, vestido únicamente con unos finos pantalones, y mientras mis pies descalzos juegan con la mullida alfombra, un escalofrío me recorre la espalda por el agradable calor que desprende la chimenea. Oigo el agua de la ducha, y mi imaginación vuela a reunirse contigo, desnuda bajo el agua.

Un rayo ilumina el cielo, y al momento, las primeras gotas empiezan a caer sobre los cristales. La luz de la chimenea y de las velas arranca destellos de las gotas que se quedan en el cristal, mientras el rítmico sonido de la lluvia parece fundirse con la suave música que suena de fondo.

Se abre la puerta del baño, y apareces tú, con un corto camisón de satén blanco, el pelo suelto y todavía húmedo, y un brillo pícaro en los ojos. Estás preciosa. La temperatura de la habitación acaba de subir diez grados, ¿o ha sido la mía? De repente recuerdo que debería volver a respirar… y que a mí también me apetece jugar.

Te ofrezco mi mano desde la ventana, invitándote a venir. Cruzas la habitación con ese andar tuyo tan sugerente, y una sonrisa en los labios. Coges mi mano, y te atraigo hacia mí.

– “Mira esto” – te susurro al oído, mientras te abrazo por la espalda – “siempre me han excitado las tormentas, esa sensación de que el aire esta cargado de estática, me hace sentirme más activo, más vivo.” -.

La lluvia golpea contra el gran ventanal, y los relámpagos iluminan el cielo sin cesar, el espectáculo es impresionante. Admiro la tormenta, contigo abrazada, mientras me llega el dulce aroma de tu pelo húmedo. Un ligero movimiento tuyo me hace ser consciente de lo cerca que esta tu cuerpo del mío, y de la calidez que desprende, tentando, invitando…

Inevitablemente mis manos se empiezan a deslizar suavemente por tu cuerpo, y mis labios aceptan la invitación de tu cuello para acercarse a él. Acaricio tus caderas, y voy subiendo por tu firme vientre, poco a poco, hasta llegar a tus senos, con los que juego un buen rato. Tus pezones responden a mis caricias, y nuestros cuerpos empiezan a juntarse cada vez más. Desciendo con una de mis manos, muy despacio, paso rozando tu pubis, y llego a tus muslos, que voy acariciando provocadoramente, bajando y volviendo a subir. Llego a tu vulva, recorro los labios lentamente, están muy húmedos, y abriéndolos suavemente introduzco un dedo. Viendo lo excitada que estás decido añadir otro dedo más al juego. Mientras sigo jugando, te bajo los tirantes del camisón que se desliza por tu cuerpo hasta mi mano, tu tiras de mis pantalones que caen al suelo. Retiro mi mano, para dejar caer también tu camisón, y con mis dedos húmedos de ti empiezo a acariciar suavemente tu clítoris. Mis labios, lengua y dientes siguen recorriendo toda tu piel, el cuello, los hombros, la nuca, mordisqueando ligeramente el lóbulo de tu oreja.

Tu respiración se va acelerando mientras aumenta nuestra excitación, y noto como empiezas a jugar con tus nalgas, frotándolas contra mi pene, que esta duro como nunca. Sin parar de acariciar tu clítoris, bajo un poco mi posición, y empiezo a jugar con mi glande por tu vulva, acariciando, provocando. Presionas ligeramente hacia atrás, quieres tenerme dentro. Yo también me muero de ganas, pero retrocedo un poco, quiero provocarte un poco más, subir tu excitación a las nubes. Te sigo acariciando un poco más, con mi pene tu vulva, y con mis dedos tu clítoris. Te inclinas ligeramente hacia delante, apoyándote en el ventanal, y me susurras – “Te necesito dentro de mi” -.

Me introduzco poco a poco, deleitándome con la sensación, y empiezo a moverme suavemente mientras acaricio tu espalda, tus caderas, tus nalgas… me encanta recorrer toda tu piel. Voy cambiando el ritmo, ahora más rápido, ahora un poco más lento, más profundo o quizás jugando solo con la punta, todo vale con tal de que disfrutemos de este momento, de despertar en ti sensaciones que dejen pequeña la tormenta de fuera. Disfruto con cada suspiro de placer que das.

Va aumentando la excitación, el deseo, y cuando noto que nos acercamos al limite, bajo el ritmo, y me detengo. Estando todavía dentro de ti, y con la respiración acelerada, te digo al oído – “Espera… no tenemos prisa ¿no?, disfrutemos del momento” –. Luchas un momento con el deseo, pero te incorporas y te giras hacia mí con una sonrisa provocativa, mirándome fijamente con esos ojos en los que podría perder mi alma. Me coges la cabeza entre tus manos y me besas, larga, profunda y apasionadamente. Haces que me tumbe en la alfombra, te colocas a horcajadas encima de mí, y lentamente te vas deslizando sobre mi miembro erecto, hasta tenerlo completamente dentro. Suelto el aire y al mirarte, veo, por tu expresión maliciosa y divertida, que ahora eres tú la que quieres jugar. Te sonrío y digo – “Soy todo tuyo” -.

Te inclinas sobre mi, tu pelo cae en cascada sobre mi cara, y mientras me besas, empiezas a moverte rítmicamente, tu también juegas conmigo, me llevas hasta el limite, para dejarme ahí colgado, anhelante, pero todavía no es el momento, quieres sentir mi excitación, ver como mi cuerpo responde a tus movimientos. Tienes el control y lo estas disfrutando.

Finalmente, mientras la tormenta de fuera parece estar justo encima de nosotros, nuestra excitación llega a su clímax, estas cabalgando sobre mi de una forma maravillosa, con tus manos apoyadas sobre mí, mientras yo te acaricio un pecho con un mano, y con la otra estimulo tu clítoris. Aceleras el ritmo, y llegamos al punto en el que ninguno puede pensar en nada, solo hay placer por cada poro de nuestro cuerpo, un calor en nuestro interior que amenaza con consumirnos. Gritas de placer, y al sentir tu orgasmo, me es imposible aguantar más. Tenemos un orgasmo increíble, largo y muy, muy intenso. Cuando vuelvo en mi, estoy abrazado a ti, y todavía tiemblo ligeramente. Te doy un beso lento, cargado de ternura, y mirándote fijamente te pregunto – “¿Te he dicho lo maravillosa que eres? ¿No? Será que no he podido mientras casi me matas de placer. Pero no pasa nada…la noche es joven.” – sonriendo, te guiño un ojo, y esa sonrisa tan maravillosa vuelve a iluminar tu cara.

Abrimos una botella bien fría de champán y tumbados en la alfombra, frente a la chimenea, brindamos por nosotros, por lo que queda de noche… y de tormenta.

SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION)

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Online porn video at mobile phone


xxx de tiasme follo a mi madrerelatos eroticos de mujeres madurasxxx con la mama de mi amigorelatos eroticos los mejoresxxx prostitutame cojo a mi sobrinajuego xxxrelatos eroticos de incesto cuentorelatossexo incestoxxx universidadrelatos eroticos lesbianasuniversitaria xxxxxx metroincesto real espanolporno en mexicoporno heterosexualrelatos gay eroticosrelatos eroticos gymmi hermana desnudaincesto real espanolrelatos eroticos de amorme folle a mi mamaincesto real mexicorelatos eroticos de mi mujercojiendo con la mama de mi amigorelatos eroticosporno relatosrelatos eroticos de lactanciacogiendo con mi maestragemelas xxxsexo con madrexxxhermanosrelatos eroticos de senoras casadasincestos madres e hijossexo con mi madrastrarelatos eroticos violacionesrelatos de cornudoscuentos cachondosrelatos eroticos de incesto cuentorelatosrelatos eroticos 2016lactancia xxxviejas infielesincesto real mexicoxxx relatosrelatos gay sexo sinrelatos eroticos sexo sin tabumaduras mexicorelatos eroticos nuevosrelatos cornudossexo relatoautobus xxxrelatos de eroticosrelatos eroticos sin tabuesuniversidad xxxrelatos eroticos xxxforo relatos eroticosporno mexico gratisrelatos eroticos jugandomi primera vez relatos eroticosme follo a mi maestrarelatos marquezebisexuales xxxrelatos eroticos primariarelatos de transexualesrelatos de incestoarrimones en el trenrelatos eroticos con amigasme cogi a mi tiarelatos eroticos con mi paparelato eroticosexo con mi vecinoxxx amantesrelatos eroticos primariarelatos eroticosme coji a mamacunada culonamamas cogelonasrelatos eroticos de incesto gratisrelatos eroticos cortosincesto real pornorelatos eroticos nenasmi sobrina xxxmi primera vez xxxrelatos eroticos sexo sin tabuesporno mexico madurasrelatos eroticos 2017porno mexico madurasrelatos eroticos audiocuenta relatos eroticosrelatos eroticos con mi hijarelatos eroticos culonaporno heterosexualrelatos eroticos ilustradosrelatos eroticos porno gaydescargar juegos xxxla mejor mamadaporno de hermanosrelatos eroticos youtuberelatos eroticos de insesto